Sólo por, sólo para

  

“Revelar cómo la materialidad de los cuerpos distribuidos en el tiempo y el espacio pueden cambiar la manera en que vivimos y trabajamos juntos”.
Bojana Kunts.

  

Para la construcción de esta danza performance se invita a un determinado número de personas que son convocados para ser parte de un proceso artístico con duración de una semana, que se organiza como entrenamiento y presentación(es). La preparación y experimentación consiste en  plantearles diseños coreográficos que buscan deslocalizar el cuerpo del espacio conocido y probar distintas formas de relacionarnos integralmente con los demás. Por eso es tan importante seguir las premisas coreográficas como una guía sutil que sirva para suscitar un espacio de reordenamiento corporal a partir de juegos escénicos que permiten establecer un diálogo ecualizado entre la percepción, la acción y el afecto, ecuación donde pongo en reflexión activamente una pregunta, ¿Cómo nos relacionamos?.
El invitado (público) escribe su propia historia en función a la empatía, el punto donde se coloca la vista, según su propia subjetividad. Al finalizar la función, se abre una platica para dialogar acerca de la experiencia de los participantes e invitados (publico).

 

Esta danza performance es un ejercicio coreográfico donde la expresión del cuerpo como acto vital, genera una energía que se moviliza en un constante y repetido fluir, donde los momentos comunes se vuelven extraordinarios por su ritmo y su naturaleza. La expresión brota, el intercambio fluye, la individualidad de cada uno es admitida en una dramaturgia disimulada en la acción.

 

Es una puesta en espacio que busca a través del uso de la escena y del movimiento establecer un estado en que la presencia y el acto sean un mismo acontecimiento.

 

Concepto e investigación coreográfica Shuadd Atala. Diseño audiovisual Juanpablo Avendaño. Producción Teatro Línea de Sombra.